¿Es obligatorio depositar la fianza de un alquiler?

Actualizado: 11 nov


Depositar la fianza de alquiler de una vivienda.
¿Es obligatorio depositar la fianza de un alquiler?

Cuando se lleva a cabo el alquiler de una vivienda, es normal que se genere cierta preocupación, tanto por parte del dueño como del inquilino, por los problemas que puedan surgir. En el caso del arrendador, puede existir el temor a que no se pague la fianza o la mensualidad correspondiente; mientras que el arrendatario tiene el riesgo de que el dueño decida no devolver la fianza sin tener una causa justificada.


En este post de Legalmente.online, profundizaremos sobre la fianza en el alquiler de una vivienda, que está regulada por la Ley de Arrendamientos Urbanos.


¿Qué es la fianza?

La fianza es la cantidad de dinero que el inquilino paga al casero como garantía ante las obligaciones que se han pactado en el contrato de alquiler. En el caso de una vivienda, la fianza corresponde a un mes de la renta, pudiendo cobrar dos únicamente en locales con fines comerciales.


¿Se debe pagar siempre la fianza de un alquiler?

En resumidas cuentas, sí, es obligatorio depositar siempre la fianza de un alquiler. Para su devolución, el propietario cuenta con un plazo de 30 días para comprobar que no hay ningún desperfecto en la vivienda y, en caso de que así sea, devolver la fianza al inquilino.


¿A quién sancionan si no se deposita la fianza de alquiler?

A pesar de que es el arrendatario quien debe pagar la fianza al propietario de la vivienda, es este último el que tiene la obligación de depositarla en el organismo autonómico que proceda según la ubicación de la vivienda. Por lo tanto, en caso de no depositar la fianza, es el casero quién se enfrenta a una posible sanción por parte de la Administración, cuya cantidad varía según la Comunidad Autónoma.


¿Cuándo se devuelve la fianza de un alquiler?

Una vez que el arrendador ha inspeccionado la propiedad, comprobando que no hay ningún daño ni queda pendiente el pago de ninguna mensualidad, cuenta con un plazo máximo de 30 días desde que se hizo entrega de las llaves para devolver la fianza.


Si transcurren estos 30 días sin que el propietario haya devuelto la fianza, el inquilino podrá notificarle la finalización del plazo y, en caso de seguir sin devolverla, acudir al juzgado. Además, es importante señalar que, a partir de esos 30 días, la fianza comenzará a generar intereses.


Por otro lado, se debe tener en cuenta que, según el artículo 217 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, es el propietario el que debe aportar las pruebas necesarias en caso de daños en el inmueble, así como de la responsabilidad del inquilino.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo